Derechos humanos

El respeto por los Derechos Humanos es esencial a nuestras actividades. Glencore cuenta con una política de Derechos Humanos que contribuye a guiar nuestros compromisos fundamentales.

Defendemos la dignidad, las libertades fundamentales y los derechos humanos de nuestros empleados, contratistas y comunidades donde vivimos y trabajamos.

No toleramos ningún tipo de discriminación, acoso o agresión física en el lugar de trabajo, ni ninguna forma de trabajo infantil, forzado u obligatorio. Procuramos reflejar en nuestra fuerza laboral la diversidad de las comunidades donde operamos. Respetamos los derechos de nuestros empleados y contratistas, incluidas la libertad de asociación y la negociación colectiva.

CAPACITACIÓN

Todo el personal de Seguridad Patrimonial recibe capacitación en derechos humanos. El curso lo lleva adelante la Secretaría de Estado en Derechos Humanos de la provincia de Tucumán.

100%

del personal de seguridad fue capacitado en políticas de la organización sobre aspectos de derechos humanos inherentes a la operación minera, el Código de Conducta y la política de Acoso.

CADENA DE VALOR

En todos los contratos de compra entre Minera Alumbrera y los contratistas que realizan sus trabajos en el yacimiento se incluyen términos y condiciones relativos a su compromiso en la presentación de evidencia respecto al trato con sus empleados. Alumbrera verifica que el contratista pague el salario en tiempo y forma y por montos correctos, al igual que las cargas sociales y la ART que los empleados no excedan las horas de trabajo permitidas, y que brinde entrenamiento en seguridad.

PRESENTACIÓN DE INQUIETUDES

Minera Alumbrera cuenta con mecanismos para presentar inquietudes y reclamos, ya sean anónimos o no. No toleramos ningún tipo de discriminación, acoso, o agresión física en el lugar de trabajo, ni ninguna forma de trabajo infantil, forzado u obligatorio.

Los gerentes y supervisores están obligados a prevenir, detectar y denunciar toda violación de la ley o de nuestras políticas corporativas. Contamos con un comité de ética empresarial y un representante en las principales oficinas de ventas de Glencore cuya función es desarrollar y revisar nuestras políticas y principios sobre ética empresarial y tratar de evitar sobornos y prácticas corruptas.

TRABAJO INFANTIL Y FORZADO

No avalamos ninguna forma de trabajo infantil, forzado o esclavo en ninguna de nuestras operaciones.

CUMPLIMOS LAS NORMAS LOCALES EN RELACIÓN CON LA EDAD DE LOS EMPLEADOS QUE CONTRATAMOS. EN 2014, LA EDAD DE NUESTRO EMPLEADO Y CONTRATISTA MÁS JOVEN FUE DE 18 AÑOS.