Biodiversidad

Entendemos la biodiversidad como la variedad de formas de vida que se desarrollan en un ambiente natural y que involucra a las plantas, animales, microorganismos y su material genético.

Nos abocamos a mitigar las posibles consecuencias mediante una serie de programas ambientales, como la revegetación con especies nativas, la reubicación de especies como el cardón o la reforestación con especies nativas de la zona, como el algarrobo.

Buscamos proteger la biodiversidad también a través del monitoreo de la flora y la fauna del área de Bajo de la Alumbrera con registros únicos, ya que no se cuenta con antecedentes de censos en la zona. Generamos así un aporte científico global al identificar especies de nuestro entorno.

Nos orientamos por una política forestal que prioriza el manejo sostenido de bosques nativos y nos ocupamos de no introducir especies exóticas.

En el área del proyecto no se registran especies en peligro de extinción incluidas en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (ICUN), ni se desarrollan tareas en áreas de protección de especies de flora y fauna.

Programas

Programa de conservación de especies

• TRASPLANTE DE CARDONES
la expansión del dique de colas a lo largo de la operación ha generado la necesidad de trasplantar cardones columnares hacia otras zonas. La supervivencia de las especies trasplantadas es de 90%. La principal causa de muerte de estos individuos es el ataque de los animales y las hormigas. Se suma también la incapacidad de algunos ejemplares de desarrollar raíces, ya sea por las prácticas de trasplante efectuadas o por la falta de adaptación al nuevo destino.

Durante 2015 continuamos con el rescate y reimplantación de 347 cardones. Se trabajó en el yacimiento Bajo el Durazno, con especial énfasis en la apertura de caminos. La supervivencia de los ejemplares se evaluara luego de un ciclo completo, en 2016.

Especies de cardones rescatados. Agosto 2015


• FORESTACIÓN CON ALGARROBOS
Con el objetivo de recuperar bosques nativos que han sufrido la deforestación histórica y enriquecer la biodiversidad de las zonas aledañas, Alumbrera trabaja en un proyecto para replantar algarrobos en áreas donde solían crecer décadas atrás.

Fueron identificados los productores locales, en cuyas propiedades se forestó poniendo en práctica el Modelo de Manejo de Algarrobales. A futuro se pueden implementar sistemas productivos silvo-pastoriles con incorporación de pasturas, dando lugar a poblaciones estables, con bajos costos de mantenimiento.